LA INCERTIDUMBRE ESTÁ EN LA PROPIA VIDA

Buenos días, feliz viernes, primer viernes de septiembre.

¿Cómo nos irá septiembre? Pues no sabemos... No sabemos por la sencilla razón de que la vida es, en sí misma, "incertidumbre". La vida es un enorme lago de incertidumbre en el que ponemos pequeñas "pasarelas" que denominamos certezas, sobre las que apoyamos nuestros "pies", para encaminar nuestros pasos a un fin, a un objetivo. Pero la incertidumbre sigue rodeándonos y, en cualquier momento, puede hacer desaparecer la certeza..

La Pandemia COVID19 nos lo ha dejado muy claro a todos. Y hoy la incertidumbre continúa, aunque estamos haciendo compatible el vivir, con estar inmersos en ella.

Les cuento esto porque escucho a tantos líderes políticos y sociales hablar con "certeza" de tantas cosas que, me fascina lo creíbles que son sus discursos y más, en estos días.

De lo leído y escuchado esta semana, les aconsejo la entrevista realizada al Santo Padre, al Papa Francisco, precisamente porque sólo está llena de lo que para los Creyentes Católicos es la Voluntad, el Amor y la Palabra de Dios, que es la única certidumbre que tenemos los Católicos. La pueden encontrar en diversos medios de comunicación.

Desde el punto de vista puramente humano, ya merece la pena escucharlo, porque una vida dedicada a Dios y a los hombres, otorga una sabiduría merecedora de ser reflexionada, cuando menos.

La naturaleza se ha rebelado en la últimas horas y nos ha enviado agua, tormenta y rayos, de los que me escapé por cuestión de minutos, pues me pilló en Valencia y salí en cuanto vi el cariz que tomaba todo aquello.

Es esa Naturaleza con mayúsculas, soberbia, intratable. Cuando la ves actuar parece que se ha desprendido de las cadenas con las que la queríamos atar y ha salido dando manotazos, sin importar ni dónde ni a quién. Da miedo ver de lo que es capaz.

Septiembre ya tiene fama, en Levante, de traernos estos fenómenos climatológicos, he vivido varios a lo largo de mi vida. Así que aplicamos la prudencia y la resignación.

El inicio del curso lo tenemos aquí, el académico, el judicial, el laboral, etc. porque todos tenemos este "contador de tiempos" que juega con estas visiones que nos dicen, por ejemplo en este caso, lo que tenemos por delante, hasta llegar al siguiente verano.

Si Dios nos da salud, a los de Alicante nos quedan semanas de disfrutar del buen tiempo y de la playa, algo menos concurrida, más calma. El Otoño nos visitará con este nuevo formato que utiliza ahora de "veroño", es decir, con temperaturas por encima de los veinticinco grados y así nos plantaremos en varias "vísperas" que suponen el ocaso del 2021.

Hagan lo que hagan disfruten y derrochen amor entre los suyos. 

"El amor es como el buen vino, es para saborearlo hasta la última gota" (Sergio Morales)

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ÚLTIMO BARCO ... LO PAGÓ CON EL PREMIO DE LA LOTERÍA

LOS SANTOS INOCENTES... NOS DESBORDAN A DIARIO

VIAJE AL SUR … CUANDO SUPEREMOS LA PANDEMIA