SE PUEDE SER SEXAGENARIO Y NO MORIR EN EL INTENTO

Buenas noches, se nos fue el martes. Este primer martes de octubre. Este martes entrado en otoño, de brisas marinas, de tonos azules y de sabores a sal en estos pueblos del Mediterráneo.

Mis mejores baños en la playa son ahora, en estos días en los que parece que el agua vaya a molestar porque está más fría y, sin embargo, me acuna, me mece, me envuelve y me sana.

Iba a reflexionar con ustedes algunas cosas de la actualidad política y económica, pero no... no es bueno gastar el tiempo en acordarse de quienes nos utilizan como excusa para asegurar su vida. Me refiero, como ustedes se habrán dado cuenta, a los políticos.

Prefiero contarles que, si Dios no lo remedia, voy camino de ser sexagenario, significado que aclaro inmediatamente, porque si hay algún joven, leyendo este artículo, que haya estudiado con el sistema actual de educación, puede entender que se trata de algo relacionado con mis tendencias sexuales y se preguntará: ¿Qué será sexagenario?, evidentemente no es heterosexual, ni bisexual, ni homosexual, ni asexual, ni transexual, ni pansexual, ni polisexual, ni veganosexual, ni dafosexual, ni hibridosexual, en fin, ni un largo etc. Si quieren un día hablamos de algunas de estas tendencias. Hoy aclaro que sexagenario es tener sesenta años y no tiene nada que ver con el sexo... o sí, pero ya de otra manera, ya es para ser estudiado.

Bueno pues con sesenta años creo que la vida se ve con otros colores. Ahora que estamos viendo el volcán de la Palma, con esos drones que miden la energía calorífica y que nos muestran esos rojos intensos, pues yo creo que a los sesenta años vemos así. Pero además, como los drones, miramos y no nos inmutamos. No lo hacemos, además, porque a los sesenta, te lo puedes permitir, puedes ser espectador en muchas ocasiones, puedes "predecir el futuro", porque has visto muchas veces la misma escena, puedes "hacer de mueble" y así pasas inadvertido y descubres que tienes una cantidad de habilidades que jamás hubieras soñado.

Ustedes habrán visto que, algunos políticos, cuando superan esta edad, escriben libros, van a entrevistas y emiten opiniones que, en nada se parecen, a las que vertían sobre el contrario cuando tenían cuarenta años. Parecen sosegados, dialogantes, razonables... incluso, diría yo, con sentido común.

Veo que esto lo da la edad.

Bueno pues ya les avisaré el día que cumplo, me gustaría celebrarlo con cada uno de ustedes.

Queda semana por delante, no mucha, porque apenas son tres días y eso pasa en un "Santiamén" que decíamos en España no hace mucho. Mi deseo es que el trabajo les permita disfrutar de la vida y que saquen tiempo para AMAR.

"El hidromiel de la vida, sin duda es el Amor" (Sergio Morales)

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ÚLTIMO BARCO ... LO PAGÓ CON EL PREMIO DE LA LOTERÍA

LOS SANTOS INOCENTES... NOS DESBORDAN A DIARIO

VIAJE AL SUR … CUANDO SUPEREMOS LA PANDEMIA